El editorialista de La Nación Carlos Pagni y la Vicepresidenta Cristina Kirchner coincidieron en análisis del video de «La Gestapo».

«Hay otro campo donde pasa algo parecido y es el submundo de los servicios de inteligencia. Hoy hay un escándalo, que festeja el kirchnerismo, por supuesto. Cristina Kirchner tiene una coartada para tratar de justificar los escándalos de corrupción que ha habido durante su gobierno y el de su esposo», comienza Pagni.

«El ex ministro de Trabajo, Marcelo Villegas, dice a estos empresarios: ‘Esto jamás lo voy a decir en público, pero si yo pudiera armaría una Gestapo para ir contra todo el sindicalismo’. Y les propone que aporten datos para preconstituir causas que ya están habladas con los jueces para avanzar contra los sindicalistas por este método, ya que no tiene una Gestapo. Lo curioso de todo esto es que en la reunión que está filmada, en una sala que no se sabe bien donde es. Hay quienes creen que es una sala del Banco Provincia. Aparecen en esa reunión dos personas entre los empresarios, el ministro de Trabajo y otros ministros de Vidal: Sebastián Di Stéfano y Darío Biorci. Di Stéfano era el jefe de Jurídicos de la AFI de Gustavo Arribas y Silvia Majdalani. Lo puso su padrino, Daniel Angelici, íntimo amigo de Macri. Por su parte, Biorci es cuñado de Silvia Majdalani, casado con su hermana; era la mano derecha de Majdalani. Di Stéfano y Biorci son los que presiden la reunión, inclusive son los que presentan a la gente entre sí», asegura Pagni en consonancia con lo escrito por Cristina Kirchner.