«¡SON ARGENTINAS, SÍ, SON ARGENTINAS!»

En abril de este año, Thiago discutió con su maestra luego de que ella les dijera durante una clase virtual que las Islas eran británicas.

«No Thiago no son argentinas porque los ingleses viven ahí«, era la explicación de la docente.

«Son argentinas, sí, son argentinas», repetía incesantemente el niño quien exponía su férrea postura acerca del tema y se ilusionaba con volver a usar «su» guardapolvos con el regreso de la presencialidad. 

Su caso generó tal repercusión que el niño fue recibido por excombatientes de Malvinas y contó que su sueño era que todos los guardapolvos llevaran el archipiélago bordado en el bolsillo.

Tal es así que legisladores de Tierra del Fuego se hicieron eco de esta iniciativa y presentaron la «Ley Thiago», que se aprobó esta semana en la legislatura.

Ahora, todos los niños fueguinos llevarán las islas estampadas en el corazón.