Aunque Malnatti se esforzaba para recordarle que lo que había hecho podía ser pasible de una pena, el tono de la nota fue darle justificación a su conducta para generar un clima ‘diciembre de 2001’.

Es imposible no generar empatía en alguien que se muestra necesitado y desesperado por lo que está pasando. Eso es lo que buscó generar Daniel Malnatti al entrevistar a un joven que golpeó la camioneta donde llegaba a la Casa Rosada, Sergio Massa y agredió fisiscamente al periodista Lautaro Maislin.