Como a muchos de los millonarios argentinos de DIESTRA, a Carlos Tevez evidentemente no le gusta pagar impuestos. Ahora la AFIP le reclama una fortuna en concepto de intereses.

Cuando la AFIP le reclamó por la deuda de 42 millones de pesos, el exjugador aseguró haber pagado el impuesto a los Bienes Personales aunque reconoció que lo hizo fuera de término.

Justamente por haberse retrasado en el pago de ese impuesto es que la administración federal de Ingresos Públicos está tratando de explicarle que su deuda es, justamente, por intereses por ese retraso.

 La Administración Federal de Ingresos Públicos emitió un documento en el que multó al entrenador de 38 años y exfutbolista a abonar lo que debe.