Compartí en:

La Justicia boliviana ha ordenado este viernes el arresto de la expresidenta de Bolivia Jeanine Áñez, acusada de “sedición y terrorismo” por los sucesos que en 2019 terminaron con la salida anticipada de Evo Morales.

Las órdenes de detención alcanzan también a miembros de su gabinete de ministros y a la cúpula de las Fuerzas Armadas de entonces.

Las detenciones se han acelerado tras la orden de un fiscal, que cargó contra todos los jefes del Ejército y policiales que pidieron públicamente la renuncia de Morales.

Las autoridades sospechan que parte de los buscados se encuentra fuera del país. “La persecución política ha comenzado. El MAS [Movimiento al Socialismo, en el Gobierno] ha decidido volver a los estilos de la dictadura. Una pena porque Bolivia no necesita dictadores, necesita libertad y soluciones”, escribió la expresidenta Áñez en Twitter.