Compartí en:

Columna de opinión por Álvaro Ruiz Moreno.

Álvaro Ruiz Moreno

Más allá del resultado anecdótico de las PASO, donde se dirimen cuestiones internas de los Frentes participantes, lo importante será el triunfo del Frente de Todos en la elección de noviembre. Sería la primera vez desde el 2005 donde el oficialismo gana una elección intermedia.


A partir del resultado del comicios de medio término los grandes temas que ocuparán la agenda serán la pobreza, el desempleo y la precarización laboral. En esto tendrán que enfocarse los políticos después de fin de año porque los sectores medios de la comunidad definirán sus preferencias electorales en la medida que mejore, o empeore, la economía y su influencia en la vida diaria de cada uno.


Para el ciclo electoral actual en éste 2021 el resultado parece estar cantado porque la mayoría tiene muy fresco en la memoria el desastre macrista y porque la campaña de vacunación es sumamente exitosa. Esta vez será la base de la pirámide social la que hará la mayor diferencia de votos a favor del oficialismo nacional. Allí está la mayor concentración de sufragios y allí es donde han impactado las políticas sociales, sobre todo con la AUH, medicamentos gratis para jubilados, la tarjeta Alimentar y el aumento del piso de ganancias.


Los sectores medios, asalariados y cuentapropistas con ingresos promedio de 50.000 pesos que están debajo de la línea de pobreza, definirán sus votos futuros a partir de las medidas del gobierno que influyan en su vida cotidiana, porque sus preocupaciones están en las deudas, en los precios, en los salarios y en la salud familiar fundamentalmente.


Para los que les gusta analizar la política les cuento que los medios hegemónicos influyen mucho en la cabeza de los políticos pero poco en la gente común y los circos de arman, como por ejemplo con la foto de Olivos, no influyen en el resultado electoral. De otro modo no se explicaría porqué, la imagen de Macri y Bullrich esté por el piso y sin posibilidad de mejorar. Es más, mucho de sus votos antiperonistas se les van a Milei y posiblemente después de las PASO, muchos votos de López Murphy también se les vayan hacia Milei.


La pandemia influyó sobre los oficialismos por lo que hicieron para proteger la salud de la población y en esto creció mucho Alberto Fernández. En el 2019 su imagen positiva, según la CELAG, era del 36% y logró el 48% de los votos. La imagen positiva hoy es del 46% y esto ocurre por tres razones: la gente valora su credibilidad, su honestidad y sobre todo el resultado de la vacunación mediante la cual ningún Argentino se quedó sin atención sanitaria.

Compartí en: