“Hace mucho que no me sentía feliz. Hoy me sentí feliz, porque estaba muerto, que era lo que quería. Mi hijo ya no respira y no quiero que él lo haga”, manifestó en el programa Minuto a Minuto.

Luego, se sinceró y expresó que “me cuesta entender a la Justicia”, porque para ella “justicia es ser justo” y eso sería que “mi hijo estuviera en su casa con la familia sus sueños y su vida”.

“Pegué más de 10 mil afiches con la cara del asesino”, recordó de todo lo que hizo mientras luchaba para encontrar a “Aceituna”. “Que el juez sentencie a perpetua a los demás delincuentes, a mí no me repara la vida, la existencia”, lamentó.