El comentarista hablaba sobre la poca eficacia de Franco Soldano, pero un segundo después quedó en ridículo ya que el delantero le quitó la razón.

La situación se dio en el segundo tiempo, sobre el final, cuando Gimnasia y Esgrima La Plata ganaba 1-0.

En ese momento, el comentarista hablaba sobre la poca eficacia de Franco Soldano y apuntaba directamente al delantero, pero inmediatamente después de que lanzó esa acusación, el delantero encontró una pelota en el medio del área y marcó el tanto.

«No hace goles», había sido la frase que había utilizado un minuto antes, pero que finalmente fue la que lo hizo cavar su propia tumba.