Columna de opinión de Álvaro Ruiz Moreno

El tratamiento de la tema de la Deuda, que tomó Macri con el FMI, por parte d Gobierno de Alberto Fernandez comienza a dar algunos frutos. Pese a las campañas mediáticas de desinformación, muchas personas empiezan a considerar positiva la acción de Guzmán y del Presidente. Casi nadie conoce aún los detalles del Acuerdo, sin embargo se considera bueno lograr acuerdos, sabiendo que la Deuda externa deberá pagarse inexorablemente.

Nadie sabe cómo va a evolucionar la economía y el Gobierno poco hace en materia de comunicación, contándole a los Argentinos los logros y el buen crecimiento que están alcanzando la mayoría de los indicadores económicos. Muchos creen que a la Deuda con el Fondo la tomó Alberto, porque Juntos por el Cambio y sus Medios de Prensa enarbolan ésa mentira. El acuerdo con el Fondo trae alivio a la Sociedad pero muchos consideran que la inflación podría poner en riesgo éste acuerdo que está a punto de lograrse.

Máximo Kirchner renunció a la Presidencia del Bloque por una cuestión de principios. Sin embargo su decisión cayó mal en amplios sectores, incluso los propios. Se le critica dejar el barco en medio de la tormenta, aunque no es lo que ocurrió. Lo que pasa es que vivimos en una época donde hay muy poca ideología y menos valoraciones éticas y morales. Lo que decidió Máximo puede o no gustar, pero fue motivado por su valor y sus ideas, sin especulación personal y éso con el tiempo será tenido en cuenta, aunque hoy se lo critique. La Sociedad juzga por lo que escucha en los Medios y los Partidos populares poco hacen para explicar y ayudar a tomar conciencia sobre los engaños.

Hoy la mayoría en el oficialismo y en la oposición están a favor de lograr un pronto acuerdo. El Gobierno busca plazo de gracia y que el impacto sea lo menos malo posible. Mientras que el Macrismo sólo procura legitimar el enorme daño que causaron contrayendo esta deuda impagable, que ha vuelto a poner de rodillas a la Argentina frente al Fondo y a los EEUU.

El Gobierno deberá mostrarse más unido que nunca y negociar en las mejores condiciones posibles. La gira de Alberto por Rusia y China fué bien recibida por la sociedad y dejó claro el concepto de Soberanía, frente a un mundo plural. Lo que resta, después de lograr el acuerdo, será enfocarse en las ilegalidades de los que tomaron la deuda, los Bancos que lo facilitaron y los poderosos que se beneficiaron con la fuga del préstamo. El Gobierno crecerá políticamente sí logra que, al menos parte de la deuda, la paguen los culpables. Argentina merece Justicia y un NUNCA MÁS con el tema de la Deuda con el FMI.

Opinion

AlvaroRuizMoreno