Artículo de opinión de Álvaro Ruiz Moreno.

El resultado de la elección del domingo pasado dejó al Macrismo sin margen para el golpe blando que soñaban con la «transición ordenada» y con la Presidencia de Diputados. Se produjo una remontada histórica por tres razones principales. Las medidas del gobierno con mejoras en la economía, el esfuerzo de la militancia y el error de Macri colocándose en el centro de la escena. Alberto Fernández recibió un voto de confianza pero con un mandato muy claro y es que cumpla rápidamente con lo que prometió en 2019.

Ahora todos en el oficialismo deben entender que cualquier acuerdo con el Fondo no podrá ser a costa de los sectores populares más desposeídos. El Macrismo diezmó la sociedad con la deuda catastrófica que tomó y ahora cuando se discuta el Plan plurianual deberá explicar públicamente ante la sociedad porque tomó deuda sin autorización del Congreso y cómo pensaban pagarla ajustando al pueblo. Espero que de ésto surja la creación de una Comisión para auditar la deuda y que la auditoría permita exigir ante organismos internacionales la explicación de porqué el Fondo dió semejante préstamo para fuga violando sus propios Estatutos.

Será difícil acordar con Larreta y con la actual cúpula Radical, porque tienen el mísmo proyecto de país que Macri y sus socios empresariales y mediáticos. De algo estoy seguro y es que ellos no acordarán nada que no sea perjudicial para la mayoría de la gente, sencillamente porque sus intereses son económicos y de especulación y además porque son los garantes de la sumisión de la Argentina al FMI.

El domingo pasado el Kirchnerismo recuperó su corazón y descolocó al macrismo. Ahora es muy probable que cuando se trate el Plan plurianual con las propuestas del gobierno al Fondo, también se exija esta auditoría de la deuda, para que sea previa al acuerdo. El pueblo tiene derecho a saber qué pasó y cuáles son las exigencias y consecuencias de ésta verdadera traición a los intereses Argentinos, donde se han violado preceptos básicos de la convivencia democrática y republicana. Deberá lograrse un acuerdo, pero debe ser pagado por los que se beneficiaron y no por la gran mayoría del pueblo Argentino.

Ha comenzado una nueva etapa en el gobierno del Frente de Todos. Alberto se ha fortalecido con el triunfo moral del domingo. Se mantuvo la mayoría en diputados y lo más importante es que Kicillof aumentó 462 mil votos en provincia de Buenos Aires y ahora tiene la mayoría en el Senado provincial, con lo cual podrá avanzar con las leyes que el macrismo frenaba. Ésto seguramente significará más votos para el oficialismo para el 2023. Alberto apunta hacia el centro mientras la derecha se corre hacia la ultraderecha. Ésto hará colapsar en poco tiempo al Radicalismo, poniendo en riesgo el futuro de la alianza de Cambiemos.

Opinion

AlvaroRuizMoreno