Gabriel Isassi, uno de los tres oficiales que asesinó al futbolista de 17 años de Barracas, viajó a Río Gallegos en 2016. Entonces, fue señalado por la vicepresidenta como uno de los sospechosos de participar en el ataque a la casa de sus suegros.

El apellido Isassi es uno de los que figuran entre los policías que el 23 de junio de 2016 viajaron a Río Gallegos y estaban en la ciudad sureña cuando el ataque a la casa de los padres de Néstor Kirchner, los suegros de Cristina. Según relató la vicepresidenta entonces la vivienda fue violentada, a las patadas, en una clara señal de amenaza.

Fue la propia CFK quien contó que los seis agentes fueron detenidos en el puesto control de ingreso a Río Gallegos, y que cuando le preguntaron el motivo del viaje respondieron que «estaban de paseo».

Pero cuando los policias locales revisaron el auto en el que viajaban Isassi junto a Leonardo Ariel Salazar, Juan Matías Pez, Ruth Elizabeth Vera, Sergio Sebastián Sequeira y Mariela Fernanda Centurión, hallaron una pistola. 

Fue allí que los oficiales cambiaron su discurso y explicaron que viajaron para «hacer unas diligencias procesales de allanamientos». 

El relato de CFK concluyó así entonces: «No sé si hicieron algún allanamiento. Lo que estoy segura, es que no vinieron de paseo».