Compartí en:

La conductora de chimentos no puede hacer un editorial sin insultar y ser guaranga y esta vez no fue la excepción.

A Canosa no le gustó la extraña campaña que protagonizó el pelo de Diego Santlli y siguió tocando otros temas pero al parecer no puede hablar sin utilizar insultos y ser absolutamente ordinaria.

Compartí en: